FAROS LED: MEJORES QUE HALÓGENOS Y XENON | agro-made.com.ar

FAROS LED: MEJORES QUE HALÓGENOS Y XENON

  • by agro-made.com.ar
  • 2018-07-31

Ventajas de los faros LED: longevidad, eficiencia, diseño, versatilidad para ofrecer funciones adaptativas, tono…

El primer punto a favor de los faros LED es su eficiencia. Sí, los faros LED son muy eficientes, muchísimo más que las bombillas halógenas y los faros de xenón. En un momento en que la eficiencia energética se ha convertido en la máxima prioridad del fabricante y del cliente, es necesario ahorrar al máximo energía, que un coche con motor de combustión se traduce en ahorro de combustible. Es cierto que los faros no supondrán el mayor consumo energético de nuestro coche, pero sí son un factor importante que no hemos de menospreciar. Nissan nos aseguraba en su presentación del nuevo Qashqai que sus nuevos faros LED necesitan un 50% menos de energía que unos faros de xenón equivalentes. Los xenón que, a pleno rendimiento, también son más eficientes que los faros halógenos.

 El segundo punto a favor de los faros LED es su vida útil. Su duración teórica está en el orden de miles y decenas de miles de horas. Lo que prácticamente debería cubrir la vida útil de un automóvil. Por otro lado, salvo problema eléctrico, los faros LED no se funden, como un faro incandescente convencional. Al final de su vida útil su luz pierde intensidad progresivamente.

Pero la tecnología LED también acarrea diferentes problemas térmicos. Por un lado, la iluminación necesaria para un faro es tan potente que genera temperaturas muy elevadas el proyector de LED. Para solucionarlo, los fabricantes tienen que idear diferentes sistemas de refrigeración pasiva y activa para aliviar el calor generado. Por otro lado, los faros LED no generan calor en la superficie transparente del faro. Con lo cual la iluminación en zonas muy frías y nevadas puede verse perjudicada, sobre todo si tenemos en cuenta que la tecnología de faros LED también ha llevado a prescindir de lavafaros en muchos casos.

 Los LED también añaden versatilidad en el diseño de automóviles. Pensad que gracias a los proyectores LED se pueden diseñar faros más estrechos y formas caprichosas que de alguna manera definan la imagen de una marca.

Ten en cuenta que no todos los faros LED son faros LED completos. Es decir, en ocasiones la tecnología LED se combina con lámparas de descarga, de xenón, o incluso halógenos. Este aspecto también es importante tenerlo en cuenta.

Mayor versatilidad para funciones avanzadas. En mi opinión la gran ventaja de los faros LED, con mucha diferencia, está la versatilidad que aporta a la hora de ofrecer funciones avanzadas, como la capacidad adaptativa de los faros. Por esa razón no entiendo unos faros LED sin funciones adaptativas. Hasta ahora los mejores que he probado han sido los ofrecidos por algunas marcas premium, como Mercedes-Benz y sus Intelligent Light System. Estos faros son capaces de ofrecer una iluminación de largo alcance semi-permanente, que trabaja de forma que en el momento en que nos encontremos con otro coche en la carretera adapten el haz de luz para evitar su deslumbramiento, pero a la vez mantengan su largo alcance para iluminar el área de la carretera en el que no hay coches y la señalización de tráfico más alejada (ver vídeo más abajo).

Por suerte también es habitual que muchos faros LED modernos ya cuenten con un dispositivo de conexión y desconexión automática de los faros de largo alcance. Este sistema es realmente útil, y los faros LED de largo alcance sí que suelen contar con suficiente potencia como para mejorar la distancia iluminada respecto a unos faros halógenos. Pero este automatismo no puede suplir jamás la falta de alcance de la luz de corto alcance.

Entre otras ventajas que habitualmente se mencionan, el tono blanco de la iluminación LED, que ciertamente es agradable y, al menos en mi impresión, reduce el cansancio visual cuando tenemos varias horas de conducción nocturna por delante.

Las luces tradicionales halógenas están anticuadas y consumen mucha energía, y la iluminación por xenón cumple muy bien con su función; aunque ya están muy explotadas, conllevan mantenimiento y es caro, sumado a que no se espera que evolucionen más.

El LED recoge todas las ventajas del xenón con un menor consumo de energía y permitiendo muchas más funciones en favor de la seguridad y la estética siendo, además, de por vida.

La iluminación no es ninguna cuestión baladí y la seguridad tampoco. La diferencia en cuanto a la calidad de visión de unos faros halógenos respecto a unos de LED es muy grande, tanto por alcance, como por nitidez, como por fatiga visual cuando llevamos un par de horas conduciendo por la noche; por lo que son ideales para quien conduce habitualmente por carreteras con escasa iluminación.


Dejanos tus comentarios

Ocuatro
Cummins
Fleetguard
Zanello
Pauny
Facebook   WhatsApp